Welsh Corgi Cardigan

Historia:

Esta raza es una de las más antiguas que existen de perros pastores, surgió en Gales, en el Reino Unido. Si bien no hay certezas de sus orígenes, existen varias teorías interesantes de sus inicios,, como por ejemplo, que descienden del perro que utilizaban los Visigodos que fueron introducidos en Gales en el siglo IX por los Vikingos. Se cree que el descendiente de esa raza fue el Welsh Corgi Cardigan, el cual al cruzarse con los perros nórdicos traídos por los tejedores a finales del siglo XI, dio origen al Welsh Corgi Pembroke.

Sus grandes capacidades para el pastoreo les ganó el aprecio de toda Gales, su tamaño reducido les permitió meterse debajo de los animales grandes que cuidaban (vacas, caballos u ovejas), y morderles las patas si se desviaban del curso.

Fue recién hacia el año 1.925 cuando se decretó el estándar de la raza, aunque recién 9 años más tarde, en 1.934, se decidió separar definitivamente las 2 variedades de Welsh Corgi Pembroke y Cardigan. Esta última vio disminuida su popularidad luego de la división, actualmente la variedad de Pembroke goza de una muy buena popularidad en Europa y Estados Unidos.

Características generales del Welsh Corgi Cardigan

El Welsh Corgi Cardigan es uno de los perros que más similitudes tiene con el zorro, principalmente por su forma alargada que es de unos 90 centímetros aproximadamente teniendo en cuenta su cola. Su pecho es ancho y el esternón se puede apreciar sin dificultades, en la parte anterior del mismo podremos verificar que es abultada bien redondeada en la zona superior. La cola es larga y tupida, nace en una zona baja, por debajo de la línea superior del animal y presenta una caída bastante pronunciada que incluso en una gran parte de los ejemplares llega a tocar el suelo. Sus extremidades son robustas y cortas, presentan un ángulo articular bueno, en cuanto a sus patas son grandes para el tamaño del animal y redondeadas.

El cuello del Welsh Corgi Cardigan está bien desarrollado, se podrá observar que es musculoso y desciende de forma tal que da una forma particular a su cuerpo, como si tuviera los hombros caídos. El cráneo es ancho y presenta una planicie entre las orejas, el mismo se va estrechando hasta llegar a la nariz. Su hocico representa tres quintas partes de lo que es su cráneo.

Las orejas de este can son grandes, rectas, se encuentran notablemente hacia atras y tienen una forma muy similar a la de los murciélagos. Si hay algo que destaca en el Welsh Corgi Cardigan es su buena vista, muy aguda y superior a la de muchas otras razas.

El peso de esta raza es de entre 15 kilogramos y 18 kilogramos en los machos y entre 11 y 15 kilogramos en las hembras. Su altura promedio oscila entre los 26 centímetros y los 32 centímetros tanto para machos como para hembras.

Estos perros presentan un pelo relativamente corto y si bien están reconocidos todos los colores en la raza, hay que aclarar que no pueden superar el 30% de su pelaje de color blanco. Por lo general el Corgi Cardigan es machado blanco y negro, azul mirlo y beige.

Todos los Corgi Cardigan tienen ojos castaño a excepción de aquellos que son de color azul mirlo cuyos ojos varían. Pueden ser azul claro o tener el conocido ojo de cristal que es de color gris claro.

Carácter y personalidad de la raza

El Corgi Cardigan destaca por su inteligencia, su resistencia y su audacia. Es una raza que es muy tranquila y ligada a su familia y su amo. Si bien es un buen perro guardián, no destaca por ladrar mucho. Suelen tener una facilidad enorme para adaptarse a entornos diferentes.

Con respecto a la convivencia con otros perros u otras mascotas el Corgi Cardigan se adaptará con facilidad y no presentará muchos problemas. El único inconveniente a tener en cuenta es que esta raza suele ser dominante y hay que tener eso en cuenta para que el otro can u otro animal también la pase a gusto. Suele llevarse bien con los niños aunque no es un perro que destaque por ser juguetón.

Imágenes sobre el Welsh Corgi Cardigan

Aseo

Al tener un pelaje compuesto por pelos cortos no es un perro que precise de muchos cuidados en cuanto a su aseo. El Corgi Cardigan estará más que bien con un cepillado semanal y se recomienda aumentar la cantidad de cepillados cuando está en época de muda.

Alimentación

Como su parte superior es relativamente larga es un perro que hay que tener cuidado con el engordamiento del mismo.

Adiestramiento

Esta raza es inteligente y tiene buena disposición a aprender por lo que no presenta muchos problemas en cuanto a su adiestramiento. No suelen ser ladradores ni destructivos, pero en caso de presentar problemas responden muy bien a la elevación de la voz. Es un perro que como expresamos con anterioridad se adapta muy fácilmente a todo tipo de entornos y climas lo que lo hace un perro ideal para apartamentos pequeños.

Ejercitación

Esta raza está adaptada al trabajo y es normal verlos correr al aire libre sin importar el tiempo que haga. Lo recomendable es hacer paseos largos con este animal pero es importante tener en cuenta que estos paseos no deben ser agotadores y mucho menos en su etapa de crecimiento.

Se recomienda que no suba escaleras en su primer año de vida ya que esto podría traerle problemas y además un agotamiento notable. Esto se debe a la forma de su cuerpo y al tamaño que tiene el can el primer año de vida.

En caso de no poder hacer mucho ejercicio él Corgi Welsh Cardigan se adaptará a las circunstancias. Igualmente, si esto ocurriera hay que controlar que no engorde demasiado.

Usos

Es un buen perro de compañía y destaca en deportes de agilidad, atrape de pelotas al vuelo y obediencia. Su función original es la de perro de conducción de ganado.

Salud:

Se trata de una raza bastante activa, que goza de una buena esperanza de vida de entre 11 y 14 años. Aun así, es propenso a varias enfermedades, que explicaremos a continuación: 

Displasia de cadera

Es desarrollada en la mayoría de los casos por una malformación hereditaria. Cuando aparece este problema lo que ocurre es un desplazamiento de la cadera que tiende a provocar intensos dolores y cojera en el animal. Los perros que se ven afectados por esta enfermedad tienden a tener dificultades para desarrollar actividades comunes como caminar, correr, saltar, subir una escalera e incluso recostarse o sentarse. En los casos más avanzados o que no han sido tratados, la displasia puede llegar a incapacitar totalmente al animal.

Obesidad

Esto es un problema en sí mismo, y además, ocasiona o incrementa muchos otros factores de riesgo en la salud de la raza. Hay que controlar todos los meses el peso de nuestro perro y tratar de no darle ninguna golosina o alimento para humanos. Muchas veces el apego o su simpatía nos hace querer “mimarlos”, pero hay que ser conscientes de los problemas que esto podría llegar a ocasionar. 

Cataratas

Se produce cuando ocurre una opacidad parcial o total del cristalino del ojo. La opacidad provoca que la luz se disperse dentro del ojo y no se pueda hacer foco creando imágenes borrosas o difusas. Es una de las principales causas, que de no ser tratadas deriva en ceguera. Se trata por medio de cirugía.

Enfermedad de Von Willebrand

Esta enfermedad es producida por la falta de un factor de coagulación en la sangre del perro. Esto le produce unas hemorragias exageradas. No tiene cura, pero si se lo puede tratar para que las consecuencias sean más leves.

Displasia de codo

Es una enfermedad articular que se produce por el mal desarrollo del tejido óseo que al comienzo producirá una artritis o inflamación en sus articulaciones y con el tiempo esto se transformará en osteoartritis.

Más fotografías sobre el Welsh Corgi Cardigan

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *