Vizsla

viszla

Origen del Vizsla:

El Vizsla, también conocido como Braco Húngaro, es un perro de caza del que se tiene constancia desde el siglo XIV, lo que demuestra que es una de las razas más antiguas.
Proviene de Hungría, siendo el perro nacional de este país. Su nombre deriva de una palabra que en su país significa “puntero”, debido a que su nariz es excelente para olfatear presas.

Sus antepasados fueron los sabuesos de Panonia, eran animales de las tribus Magiares en el siglo VIII aproximadamente.

A lo largo de la historia, el Vizsla estuvo cerca de extinguirse, en especial cuando los alemanes tomaron Hungría durante la segunda guerra mundial. Esto y las preferencias de la época por otros canes de pelo corto, redujeron enormemente la cantidad de ejemplares de esta raza. Afortunadamente logró subsistir y a partir de 1.950 volvió a la normalidad su calidad de vida. Hoy en día es un perro que goza de una buena popularidad en todo el mundo.

Carácter y personalidad del Braco Húngaro:

El Vizsla es un perro que forma vínculos muy fuertes con sus familias humanas, dedicándose por completo a ellos. Es normal ver a este can siguiendo a algún miembro de su familia todo el tiempo. Por esto mismo, no es recomendable dejarlo solo mucho tiempo porque se pone muy nervioso y puede llegar a morder y romper cosas.

El Vizsla es considerado un perro vigía, lo que quiere decir que tiene buena vista y un gran olfato, esto lo convierte en un gran cazador. Este instinto de caza es innato, por lo que no es recomendable tener mascotas como aves o roedores en la casa.

Si se lo socializa desde pequeño, no tendrá ningún problema en convivir con otros perros o incluso con gatos.  

La mayoría de los ejemplares de esta raza le teme a los relámpagos, por lo que no es recomendable dejarlos solos si se acerca una tormenta eléctrica.

Características físicas

Es una raza preparada para la cacería, esto hace que sus cuerpos sean de una buena musculatura pero sin dejar de ser ligeros. Es más largo que alto, con una espada recta y firme. Su pecho ancho y profundo le termina de dar esa impresión de perro atlético, fuerte y rápido.

Por otro lado sus ojos son de tamaño regular, presentan una mirada vivaz, sus orejas son grandes y caídas al costado del cráneo y su pelaje es corto pero tupido, de color marrón óxido.

Presentan un peso promedio de entre 15 kg. y 30kg. Su altura a la cruz varia entre 57 cm y 63 cm para los machos. Mientras que para las hembras oscila entre 53 cm y 59 cm.

Imágenes de Vizslas:

A continuación podrá observar una variedad de fotografías de perros pertenecientes a esta hermosa raza.

Salud y enfermedades frecuentes en el Braco Húngaro:

Ante todo, estamos hablando de una raza de perros muy saludable, aunque puede sufrir algunas enfermedades (especialmente hereditarias). A continuación, haremos un repaso de las más comunes:

Distrofia progresiva de retina:

Es una enfermedad hereditaria que altera la función de la retina, lo que ocasiona la pérdida progresiva de la visión.

Osteopatía craneomandibular:

Es una enfermedad hereditaria, se presenta cuando el cachorro tiene entre 4 y 8 meses. Básicamente el can tiene una mandíbula más grande de lo habitual, lo cual le provoca dolor y dificulta la alimentación.

Cuando el cachorro llega al año de edad, la mandíbula suele dejar de crecer, el veterinario deberá realizarle estudios al perro para ver cómo actuar. En algunos casos se puede solucionar con cirugía, pero también hay casos en los que el perro necesitará un tubo de gastrostomía por el resto de su vida.

Hemofilia A:

Es un trastorno hemorrágico hereditario, que impide que la sangre coagule de manera correcta.

Displasia de cadera:

Es desarrollada en la mayoría de los casos por una malformación hereditaria. Cuando aparece este problema lo que ocurre es un desplazamiento de la cadera que tiende a provocar intensos dolores y cojera en el animal. Los perros que se ven afectados por esta enfermedad tienden a tener dificultades para desarrollar actividades comunes como caminar, correr, saltar, subir una escalera e incluso recostarse o sentarse. En los casos más avanzados o que no han sido tratados, la displasia puede llegar a incapacitar totalmente al animal.

Epilepsia:

Se trata de convulsiones ocasionadas por un trastorno neurológico. Es importante que tu veterinario lo pueda analizar para saber por que se ocasionan dichas convulsiones.

Ejercitación recomendada en los Vizslas:

Para su buena salud física y mental, este can necesita actividad, ya sea saliendo a pasear, jugando o cazando, el disfrutara de cualquiera de estas acciones.

Nosotros recomendamos al menos 2 paseos por día, aunque si le ofreces más, el perro aceptará encantado.

Aseo y cuidados:

Esta raza requiere de cuidados mínimos de aseo, bastará con un cepillado semanal para eliminar el pelo muerto. A su vez, sólo necesita entre dos y tres baños al año (si está muy sucio, puedes bañarlo antes).

Es importante revisar la limpieza de sus oídos, ya que estos no se airean bien debido a las orejas caídas que presenta esta raza.

Alimentación y dieta:

La dieta de estos canes debe contener una buena cantidad de proteínas y nutrientes, ya que se trata de una raza de perros muy activa.

Es importante no sobrealimentar al Vizsla, ya que es propenso a la obesidad. Te recomendamos ofrecerle entre 2 y 3 raciones de alimento diarias y no ofrecerle alimento para humanos.

Imágenes de cachorros:

Calificaciones
Fecha
Contenido
Características generales de la raza y cuidados correspondientes
Calificación
51star1star1star1star1star

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Vizsla”