Pastor Polaco de las Llanuras

Historia

Esta raza procede de Polonia, como su nombre lo indica, dónde se lo llama “Nizinny Polski Owczarek”, por ello en algunos países se lo conoce por como “PON”, una abreviatura de sus iniciales. Se desconoce con exactitud los orígenes de esta raza, pero aun así hay documentos que datan de la Edad Media, en los que se menciona al Pastor Polaco de las Llanuras.

La teoría más aceptada sobre su origen, es que desciende de algunas razas tibetanas, las cuales son originarias de Asia Central, pero se sabe que fueron introducidas en Europa por los comerciantes tibetanos. También se cree que estas razas fueron cruzadas con pastores húngaros de pelo duro, quienes llegaron a Europa por los Hunos en el Siglo IV. 

En cuanto a sus funciones, desde el principio fue un pastor de animales medianos, como ovejas. Cumplieron muy bien su labor durantes cientos de años, incansables y eficientes. Recién hacia el siglo XIX comenzaron a llamar la atención del resto de Europa, lo que ocasionó a su vez una mejora y más selectiva cría de la raza.  

En 1.924 ya comenzaron a participar en las primeras exposiciones caninas, y cuando pocos años más tarde se estaban realizando los registros propios de la raza para oficializarla, estalló la Segunda Guerra Mundial. Alemania invadió Polonia y la mayoría de los ejemplares del Pastor Polaco de las Llanuras fueron abandonados a su suerte por la gente que solo lograba huir con lo que llevaba puesto. Finalizada la guerra, sólo quedaban poco más de 100 ejemplares de la raza, pero gracias al esfuerzo de los criadores y especialistas se pudo salvar al PON. 

En 1.959 se oficializó el estándar de la raza, la cual fue ganando popularidad en todo el mundo, siendo aceptada en el AKC (American Kennel Club) en 2.001, su nombre se tradujo al que conocemos nosotros, Pastor Polaco de las Llanuras.

Características

Con un cuerpo de mayor longitud que altura el Pastor Polaco de las Llanuras es un perro que posee una línea superior recta que finaliza en un leve descenso en la parte posterior del lomo. Su pecho es profundo con un ancho mediano y su vientre se presenta de forma recogida. Sus extremidades son bien rectas y las patas tienen forma ovalada y huesos firmes.

La cola de este perro puede ser corta o larga por naturaleza, en algunos países donde se permite suelen amputarle la cola cuando los ejemplares nacen con con la más larga. Una práctica que no es recomendable debido a los problemas que puede acarrear. El cuello es corto, de implantación baja y no tienen papada.

El cráneo del Pastor Polaco de las Llanuras es curvo y demasiado grande, tiene la parte frontal, también conocida como stop muy bien definida y su hocico tiene una medida similar a la de su cráneo. Por el lado de la nariz esta es grande al igual que sus orejas que se presentan colgando con una implantación elevada. Su dentadura es en forma de tijera y los ojos tienden a tener una forma ovalada con una expresión bien viva.

El peso de los perros de esta raza ronda los 18 kilogramos en las hembras y los 20 kilogramos en los machos. Su altura oscila entre los 45 y los 50 centímetros en los machos y entre los 42 y 47 centímetros en las hembras.

El pelaje de los Pastores Polacos de las Llanuras es rústico, bastante largo y bien grueso en su parte superior y suave, más espeso y más corto en la parte inferior. Los colores que suelen presentar estos perros son muchos aunque los más habituales son el blanco, el gris y el negro.

Carácter

El Pastor Polaco de las Llanuras es un perro que tiene bastante energía. A pesar de ello también puede describirse como un perro que dentro del hogar es bastante tranquilo, obediente y siempre alerta a lo que pasa a su alrededor lo cual lo hace un buen perro de guardia. Es un perro muy cercano y leal a su familia y en especial a quien considere su amo pero a su vez es bastante independiente. Su inteligencia está por encima de la media de las demás razas de perros y posee una elevada memoria.

Tiene una buena relación con los niños aunque posee un carácter firme. En donde lo traten como un juguete más los evitará e intentará tener menos contacto con ellos. Se relaciona muy bien también con otras mascotas y otros perros. Tiende a ser tímido y reservado ante personas que no conoce.

Aseo

En cuanto al cuidado de su pelaje, el Pastor Polaco de las Llanuras no requiere de muchos cuidados debido a que su pelo generalmente se presenta de forma desordenada. Con un cepillado semanal bastará para mantener el pelo en óptimas condiciones. Se recomienda utilizar un cepillo o peine grueso para extraer todo el pelo suelto y evitar que se produzcan enredos o nudos.

Como el pelo de su cabeza y cejas suele ser bastante largo y cubre sus ojos es necesario hacer controles para comprobar que no existen irritaciones en ellos o alguna suciedad. Se recomienda hacerle recortes en el pelo que le cubre la cara para no perjudicar su visión a largo plazo. Otro punto a tener en cuenta en lo que es el aseo del Pastor Polaco de las Llanuras son los oídos. Hacer controles al menos una vez al mes y una limpieza delicada. Mucho cuidado con esto último ya que una mala limpieza o falta de cuidado puede provocar daños perjudiciales para el animal.

Adiestramiento

La clave en el adiestramiento de los Pastores Polacos de las Llanuras es el entrenamiento variado. Esta raza se caracteriza mucho por aburrirse y escaparle a la monotonía, por lo que si repetimos en muchas oportunidades los mismos ejercicios lo más probable es que los haga desganado o no lo haga.

No es una raza que sea difícil de entrenar ya que tienen un grado de inteligencia elevado y suelen aprender rápido. Son ideales para dueños y familias principiantes en lo que es la vida con perros. 

Ejercicio

El Pastor Polaco es un perro especial para el trabajo. Fue criado en sus orígenes para conducir y guardar el ganado en las llanuras de Polonia. Esto hace que su vida en hogares no encaje a la perfección con sus orígenes por lo que hay que hacerlo ejercitar constantemente. Lo ideal sería hacerlo mover entre cuarenta minutos y una hora por día con ejercicios tales como correr o jugar con pelotas u otros objetos arrojadizos.

Usos

Los Nizzinys o Pastores Polacos son una raza apta para aquellos deportes que tengan relación con lo que es atrapar objetos al vuelo, agilidad y obediencia. Volvemos a hacer hincapié que para un correcto entrenamiento es necesario variar mucho los ejercicios que se le proponen, caso contrario el animal se aburre y hace las tareas desganado o desobedece.

Salud

No se conocen enfermedades propias de la raza, que además cuenta con una buena esperanza de vida, la cual varía entre los 10 y los 14 años. Algunos ejemplares han mostrado algunos problemas, si bien son poco frecuente los casos, los detallaremos a continuación para que tengan alguna referencia de los males que pueden llegar a aquejar a tu can. 

Displasia de cadera

Es desarrollada en la mayoría de los casos por una malformación hereditaria. Cuando aparece este problema lo que ocurre es un desplazamiento de la cadera que tiende a provocar intensos dolores y cojera en el animal. Los perros que se ven afectados por esta enfermedad tienden a tener dificultades para desarrollar actividades comunes como caminar, correr, saltar, subir una escalera e incluso recostarse o sentarse. En los casos más avanzados o que no han sido tratados, la displasia puede llegar a incapacitar totalmente al animal.

Luxación patelar

También conocida como luxación de rótula, se produce cuando esta se sale de lugar. Suele ser una enfermedad hereditaria, aunque no siempre es el caso, de todos modos no es grave, pero si provoca mucho dolor. Se puede tratar de una luxación medial (más frecuente) o una luxación lateral (poco frecuente).

Es muy probable que el perro requiera de una intervención quirúrgica para solucionar este problema.

Torsión gástrica

El estómago del perro se dilata de forma excesiva y provoca que este órgano se tuerza sobre su eje. La consecuencia que trae esto es que las conexiones con el esófago y el intestino se obstruyen y la corriente sanguínea se ve afectada imposibilitando la correcta oxigenación de algunos órganos y causando daños, algunas veces irreversibles e incluso pudiendo causar la muerte del animal si no es tratada a tiempo.

Atrofia progresiva de retina

Es una enfermedad hereditaria que suele presentarse en muchas razas de perros. Esta enfermedad tiene diversas formas de presentarse y suele presentarse cuando el perro es adulto. Es una enfermedad degenerativa y lamentablemente se puede tratar pero no tiene cura.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *