Molosoides,  Razas gigantes

Mastín Tibetano

Historia del Mastín Tibetano

Esta raza, también conocida como Dogo del Tibet, es considerada una de las más famosas (y costosas) en todo el mundo. Su lugar de origen es justamente, como su nombre lo indica, la región asiática del Tibet y su nombre en esta zona es Drog-Khyi que en la lengua local significa “perro nómada”.

En su origen fueron utilizados para labores de pastoreo en la región del Himalaya. También es muy conocida su participación como guardián de los templos budistas, lo que ha dado lugar a muchos rumores místicos sobre su figura.

Los primeros datos que tenemos sobre ellos datan del año 2.000 a.C., según distintas pinturas halladas, eran utilizados por los asirios (antigua civilización del norte de la Mesopotamia). Se supone que su función era de la guardián de prisioneros y también eran utilizados en las guerras contra otras civilizaciones.

Sus más de 4.000 años junto al hombre han dado lugar a muchísimas anécdotas sobre esta raza, asi como tambien son muchisimas sus distintas tareas a lo largo de la historia.

El gran filósofo Aristóteles hizo referencia a esta raza en sus crónicas, resaltando su gran tamaño y su increíble fuerza. Otra persona importante en mencionarlo fue Marco Polo, quien en el año 1.271 fue a Asia y no dudo en alabar las características del Dogo del Tibet.  

Hay rumores que lo vinculan con otro de los más grandes personajes de la humanidad, estamos hablando de Buda. Si bien no hay ningún dato oficial al respecto, está claro que la gran popularidad de esta raza lo hace acreedor de muchísimos mitos. De hecho, también se dice que fue esta raza la que al extenderse por el Mediterráneo dando origen a todas las razas de molosos de tamaño gigante como el San Bernardo o el Terranova.

Uno de los más grandes conquistadores de toda la historia los utilizaba en sus batallas, se habla de que tenia un ejercito de 30.000 ejemplares de esta raza, uno para cada soldado (sin embargo, es un dato bastante improbable, nosotros preferimos cifras más accesibles como 1.000 canes). Estamos hablando de Gengis Khan (1.162 – 1.227), quien sentía gran admiración por los Mastin Tibetano y sus capacidades de trabajo y lucha.

Más cerca en el tiempo, la Reina Victoria tuvo su propio Mastin Tibetano cuando los ingleses ocuparon la India en el año 1.847. Su popularidad fue en aumento rápidamente y antes de finalizar el siglo XIX ya se podían ver varios ejemplares de esta raza entre la gente más pudiente de las islas. El primer nacimiento oficial de esta raza en Europa se dio en el zoológico de Berlín en Alemania.

Su principal función en sus comienzos en el “viejo continente” fue la de perro circense, su gran tamaño lo convertia en toda una atracción simulando ser un leon.

En la actualidad gozan de una notable popularidad, ya que un ejemplar de esta raza se convirtió en el perro más costoso del mundo. Este hecho no solo los hizo aun más famosos sino que además elevó el precio de toda la raza en general, se puede decir que (por su costo), es una raza para la clase alta de la sociedad.

Carácter y personalidad de la raza

Es una raza de pastoreo, lo que los convierte en idóneos para cuidar de su hogar (o rebaño) y su familia. No solo impone desde el tamaño, sino que además tiene uno de los ladridos más potentes que atemoriza a cualquiera que lo oiga.

Es un perro con buen carácter, valiente, inteligente, dócil, testarudo y afectuoso, pero recela de los extraños. Es recomendable socializar al can desde cachorro y así poder tener visitas u otras mascotas sin ningún inconveniente.

Esta raza crea vínculos muy fuertes con su familia y los protege de todos los peligros posibles ya que es un guardián nato. A su vez, le tiene especial paciencia y cuidado a los niños, por lo que se convierte en un compañero ideal.

Dado el tamaño de este perro es sumamente necesario vivir en una casa con un buen parque donde pueda sentirse cómodo. Evidentemente no es un can para departamentos o casas pequeñas donde no podrá sentirse a gusto. Algunos ejemplares muestran ansiedad al dejarlos solos por largos periodos de tiempo y pueden resultar muy destructivos en el hogar, en especial si este no es lo suficientemente grande para ellos.

Imágenes de Mastines Tibetanos

Características físicas del Dogo del Tibet

Si hay algo que lo caracteriza es su enorme tamaño, estamos hablando de una raza que mide como mínimo 61 cm a la altura de la cruz para las hembras y 66 cm de altura a la cruz para los machos. Además, no es infrecuente ver ejemplares que sobrepasan cómodamente los 80 cm, por lo que no existe un límite a su altura . En cuanto a su peso puede llegar a variar entre los 85 kg y los 100 kg, por lo que sin duda estamos hablando de una de las razas más grandes del mundo.

Su musculatura es poderosa, presenta un pecho grande y unas patas gruesas y fuertes.

Su cabeza es enorme, con una mandíbula ancha, de buen tamaño. Sus ojos son medianos y de color marrón; sus orejas tienen un tamaño mediano y son de forma triangular.

Su espalda es recta, fuerte y culmina en una cola no muy larga, que va enroscada hacia delante. Presenta una forma “rectangular” ya que es un poco más largo que alto.

Su pelaje también es muy característico, ya que al pertenecer a la zona del Tíbet, ha desarrollado una doble capa de pelo que le da el aspecto de un león. La capa externa es áspera y gruesa, de un largo regular. En cuanto a la interna, tiene la particularidad de ser mucho más densa en época invernal, pero también se convierte en corta o rala cuando llega el calor. El color de su manto puede ser negro, dorado, rojo o azul.

Su esperanza de vida puede variar entre los 10 y los 14 años dependiendo su forma de vida y el lugar donde reside.

Salud y posibles enfermedades

En general estamos hablando de una raza que goza de una buena salud, en especial comparadas con otras de tamaño gigante. Aun así, presenta algunos problemas típicos que detallaremos a continuación:

Displasia de cadera

Es desarrollada en la mayoría de los casos por una malformación hereditaria. Cuando aparece este problema lo que ocurre es un desplazamiento de la cadera que tiende a provocar intensos dolores y cojera en el animal. Los perros que se ven afectados por esta enfermedad tienden a tener dificultades para desarrollar actividades comunes como caminar, correr, saltar, subir una escalera e incluso recostarse o sentarse. En los casos más avanzados o que no han sido tratados, la displasia puede llegar a incapacitar totalmente al animal.

Hipotiroidismo

Baja producción de la hormona tiroidea que termina afectando al Mastín Tibetano en su estado de ánimo. Además presenta un aumento considerable de peso y necesidad constante de estar en sitios cálidos.

Es una enfermedad que puede controlarse fácilmente pero para ello hay que identificarla.

Entropión

Se trata de un enroscamiento del párpado por el interior, hacia la córnea. No es un problema excesivamente preocupante, pero sí es muy dolorosa. En ocasiones, para el tratamiento de esta dolencia puede ser necesaria una intervención quirúrgica.

Atrofia progresiva de retina

Es una enfermedad hereditaria que suele presentarse en muchas razas de perros. Esta enfermedad tiene diversas formas de presentarse y suele presentarse cuando el perro es adulto. Es una enfermedad degenerativa y lamentablemente se puede tratar pero no tiene cura.

Síndrome de Wobbler

Son malformaciones de las vértebras cervicales que causan una marcha inestable y debilidad en los perros, especialmente en los de gran tamaño.

Se trata de una inestabilidad vertebral cervical que provoca trastornos degenerativos crónicos y severos que afectan las vértebras y los discos intervertebrales de la columna cervical. Esto provoca que haya una compresión excesiva en la médula espinal y en varios nervios localizados en el cuello. Nuevamente tenemos aquí una enfermedad que avanza de manera silenciosa y suele ser difícil de diagnosticar por los síntomas que tiene en un inicio como dolores de cabeza y rigidez en la nuca. Con el avance de la enfermedad aparecen síntomas más específicos, por ejemplo el caminar tambaleante, pasos cortos, pérdida de equilibrio y dificultad para moverse.

Alimentación

Como todo perro de raza gigante, nuestro Dogo del Tibet consumirá una cantidad enorme de alimento, por lo que tenemos que tener en cuenta este costo cuando pensamos en adquirir o no uno de estos canes.

Es muy importante que el pienso sea de buena calidad y tenga las cantidades adecuadas de minerales y vitaminas para que sus articulaciones y su pelo esten en optimas condiciones.

Otro factor a tener en cuenta es que pueden sufrir de hinchazón por lo que recomendamos no darle una sola ración de mucho alimento, sino fraccionarlo en varias sesiones a lo largo del día para que puedan realizar una buena digestión.

Ejercitación recomendada

Para que su salud física y mental sea la adecuada, se recomienda realizar al menos 2 paseos diarios de por lo menos 30 minutos cada uno. Si se le ofrece más ejercicio aceptarán gustosos, ya que les gusta moverse y pasear.

Hay que tener cuidado con los cachorros, ya que estos no deben realizar demasiado ejercicio porque les puede ocasionar problemas en las articulaciones cuando son adultos.

Más fotografías de Mastines Tibetanos

Aseo

Requiere de un cuidado constante en su pelaje, será necesario cepillarle entre 3 y 4 veces por semana. Además en época de muda tendremos que hacerlo a diario o de lo contrario encontraremos toda la casa llena de sus pelos.

En cambio no es frecuente el baño, el cual tendrá lugar entre 4 y 6 veces al año aproximadamente.

También tenemos que prestar atención a su boca y limpiar sus dientes con cierta regularidad para evitar posibles enfermedad bucales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *