Keeshond

Los perros de raza Keeshond son unos increíbles canes que también se los conoce como Wolfspitz, pero solamente hasta el 1926. Son canes que provienen de Alemania y muy aparentados con el Pomperania, otra raza Spitzes alemana. En este artículo responderemos a la pregunta ¿Cómo es un Keeshond?. Donde encontrarás un breve resumen de su origen, las características físicas y de temperamento; además de los cuidados esenciales que se necesitan para esta hermosa raza de perros. Además, al final de la nota encontrarán algunas curiosidades sobre la raza en cuestión.

Historia del Keeshond

El Keeshond, también conocido como Wolfspistz, Spitz Alemán Spitz Lobo, es uno de los miembros más pequeños de la familia de los Spitz. Destaca por su gran parecido con los zorros y también con los lobos, característica que le origen a su nombre. Tiene las orejas puntiagudas y elevadas, un collar de pelaje largo alrededor de la cara y una cola en abundante penacho curvada, que reposa sobre la espalda. Esta raza recibe su nombre de Kees de Gisela, un histórico líder holandés, del partido patriótico a finales del siglo XVI. Su perro también se llamaba Kees pero tras su derrota, esta raza se volvió poco respetada ya que nadie quería que se le asociara con un símbolo abierto de un movimiento de resistencia anterior. Transcurrió casi un siglo hasta que estos perros, que si bien se los conoce como germanos tienen su origen en Holanda, volviesen a ser populares. Hoy en dia pueden verse en las barcazas que circulan por los canales del país. Cuando empezaron a ser populares en Inglaterra a comienzos del siglo XX, en realidad se los conocía con el nombre de «Dutch Barge Dogs» cuyo significado en español quiere decir «los perros de la gente».

Pasado y presente

Tras su evolución para adaptarse a la vida dentro de los limites de una barcaza, es una raza que se habitúa bastante bien a los hogares de espacios reducidos. Su tamaño significa también que no ocupa mucho lugar en este tipo de entorno. Otra característica es su papel como perro guardián ya que estos perros son muy atentos a la llegada de visitas.

Características físicas del Keeshond

Estos perros primitivos se los cataloga dentro del FCI en el Grupo 5: Perros Tipo Spitz y Tipo Primitivo. Sección 4: Spitz europeos, ya que tienen como característica principal un doble pelaje que los protege del clima. Además, estos lanosos canes se los considera perros de raza mediana.

Cuerpo del Keeshond

El Keeshond tiene un cuerpo robusto conformado por una espalda corta y recta que desciende ligeramente en la parte posterior. La cola de estos perros es de implantación alta, moderadamente larga, que se enrosca sobre la línea de la espalda. Tienen un pecho profundo, las costillas bien arqueadas y el vientre recogido. Patas rectas y sólidas de longitud media y pies redondeados que deben ser lo más pequeños posible y con dedos arqueados. Su cuello es moderadamente largo.

Cabeza del Keeshond

La cabeza del Keeshond es de tamaño medio y se estrecha en forma de cuña hacia la trufa si se ve desde una posición alta. Su stop es moderado y el hocico no debe ser demasiado largo. Es conveniente que presente nariz de carnero, es decir convexa. Los labios de los ejemplares de esta raza son bien acoplados y no deben presentar pliegues en las comisuras. Sus orejas son triangulares y erectas con una inserción alta, que deben estar lo más juntas posible, y ojos ovalados de tamaño medio e inserción ligeramente oblicua. Dentadura en forma de tijera.

¿Cuánto mide un perro de raza Keeshond?

La altura ideal para el Keeshond es de 49 cm, aunque se admiten variaciones de hasta 6 cm por encima o por debajo de esta medida. Los machos adultos de esta raza tienden a medir entre 48 centímetros y 55 centímetros, mientras que las hembras adultas suelen tener una talla que ronda entre los 43 centímetros y los 50 centímetros.

¿Cuánto pesa el Keeshond?

Los Keeshond tienen un peso ideal que es de 16 kilogramos. El peso que tienden a tener los ejemplares de esta oscila entre los 14 kilogramos y los 18 kilogramos siendo los machos adultos un poco más pesados que las hembras. Por lo general los ejemplares machos que se encuentran en su adultez tienden a pesar entre 15 kilogramos y 18 kilogramos y los ejemplares que son hembras y se encuentran en la adultez tienden a tener un peso que ronda entre los 14 kilogramos y los 16 kilogramos.

El pelaje del Keeshond

El pelaje del Keeshond es abundante, largo y despegado del cuerpo, especialmente en el cuello y los hombros. No debe formar una raya de partición sobre el lomo. El pelo más largo se encuentra en la zona de la cola y por debajo del cuello, pero es corto en la cara, las orejas y la parte frontal y lateral de las patas.

Colores en la raza Keeshond

Los ejemplares raza Keeshond presentan un color lobo, por eso son también conocidos como Spitz Lobo. Ahora, seguramente se pregunten como es el color lobo. El color lobo es gris plateado con pelo de punta negra. Los ojos deben ser oscuros en todos los ejemplares.

perro de raza keeshond acostado en el pasto

Temperamento del Keeshond

Los perros de raza Keeshond o Wolfspitz son canes increíblemente obedientes, ágiles y rápidos; pero también muy alegres y juguetones. Es por ello que para entender mejor como es el temperamento de estos perros, detallaremos por un lado como se comportan y por el otro como es su carácter.

Carácter del Keeshond

Los Keeshond tienen un carácter increíble. Son perros alegres, serenos, inteligentes y bien dispuestos para aprender. Tienen mucho temperamento y tienden a no ladrar. Son vigilantes y muy leales a sus amos y a la familia con la que conviven. No se dejan engatusar por los extraños fácilmente. Les gusta estar al aire libre y gracias a su pelaje resisten cualquier tipo de condiciones adversas del tiempo, pero no se adaptan bien a vivir en una perrera, ya que lo consideran casi como un castigo porque no les gusta verse excluidos de la familia.

Comportamiento del Keeshond

El Keeshond es un perro que se suele llevar bastante bien con otros perros prácticamente sin mucha necesidad de llevar una socialización a cabo. Con niños, su comportamiento no suele tener ningún tipo de problema, especialmente cuando estos chiquitos son los de su familia. Aunque tienen un instinto cazador mínimo, es recomendable acostumbrarlos desde pequeños a estar con gatos y otras mascotas. La socialización en estos canes es algo que no lleva mucho esfuerzo porque son mansos por naturaleza, pero siempre es recomendable llevar el proceso adelante. Una vez que han sido educados y socializados, pueden convivir con cualquier tipo de animal en armonía. Siempre están muy alerta con los extraños, pero en muy raras ocasiones de manera extrema.

Cuidados generales para un Keeshond

Claramente uno de los cuidados más importantes para esta raza de perros es la alimentación y un correcto cuidado de su pelaje. Sin embargo la actividad física y un plan de vacunación regular son las siguientes cuestiones a tener en cuenta. Es por ello que en este apartado describiremos los cuidados básicos que necesita la raza Wolfspitz o Keeshond.

Encontra las mejores casetas para perros, acá.

Todo lo que necesitas saber sobre las camas para perros, aquí.

¿Cómo y cuándo cepillar a un Keeshond?

El Keeshond es un perro que tiene un tipo de manto que es fácil de cuidar, ya que queda muy despegado del cuerpo y no se suele enredar. Sin embargo, durante la muda sufre una caída muy severa de su pelaje, por lo que habrá que peinarlo frecuentemente con un peine grueso. Fuera de esta época no es conveniente cepillarlo demasiado para no dañar la capa inferior. Las uñas deben revisarse a menudo y deben estar siempre cortas. Lo recomendable es cepillar al Keeshond una vez a la semana como máximo si estamos en una época en la cual no muda su pelo. Cuando llega la temporada de muda, debido a la cantidad de pelo que tiene es recomendable cepillarlo al menos una vez cada dos días. Una práctica que puede ser de mucha utilidad para evitar los cepillados constantes en épocas de muda, es bañarlo con agua tibia. Este proceso disminuirá la caída de pelo y evitará el cepillado excesivo.

¿Cómo adiestrar a un Keeshond?

El Keeshond es una raza bastante inteligente a las que les gusta aprender y seguir órdenes y además le satisface complacer a su amo o a cualquier integrante de su familia. Esto hace entender que no generará un problema en cuanto a su adiestramiento. Es un perro muy recomendado para amos principiantes dadas sus características temperamentales como sus aspectos en cuanto al adiestramiento.

Encontra la mejor variedad y las mejores ofertas de collares para perros aquí.

Alimentación del Keeshond

La hermosa raza Wolfspitz tiende a tener un buen comportamiento en cuanto a la comida se refiere. Sin embargo, es importante poder darle una dieta de calidad y balanceada para estos canes. Se le puede dar tanto pienso seco como comida casera; pero debemos tener en cuenta que para cualquiera de las opciones, tiene que haber carne, arroz y verduras. Además, es muy recomendable poder darle un complejo mineral de vitaminas que le dará un plus para que el pelo le crezca con más fuerza y un brillo increíble. Por lo general, se le da de comer 2 veces al día, una por la mañana y otra a la noche. Pero les aconsejamos que para que tenga una buena nutrición, deben llevarlo a un veterinario para que le pueda indicar exactamente cuanto debe comer el Keeshond; en base a la edad, peso y actividad física que realice esta raza.

Toda la variedad y los mejores precios en comederos y bebederos para perros, acá.

Encontra las mejores ofertas de pienso seco para perros aquí.

Las mejores ofertas de pienso húmedo para perros aquí.

Todo lo que necesitas saber y las mejores ofertas de snacks para perros aquí.

Salud y enfermedades frecuentes del Keeshond

Gracias a su historia y a su doble capa de pelos, los Keeshond son perros que no padecen de muchas enfermedades. sin embargo, es importante chequear su salud con un especialista en animales para constatar que no tenga ningún tipo de complicación. Las enfermedades más comunes en estos canes son la epilepsia, la displasia de cadera y podría llegar a tener algunos problemas o enfermedades en la piel si no se la cuida adecuadamente. La más común suele ser la displasia ya que este problema tiende a ser hereditario; sin embargo, pueden hacer otras enfermedades de la misma categoría menos frecuentes, como las cataratas, la glaucoma y la astenia cutánea.

¿Cuánto vive un keeshond?

Los canes de raza Keeshond gozan de una buena calidad de vida, siempre y cuando se le preste atención a sus cuidados. La esperanza de vida de estos canes se aproxima a los 15 años. Sin embargo, es importante llevar al can al veterinario con cierta regularidad para realizar chequemos médicos y evitar los problemas de salud frecuentes en esta raza.

keeshond parado de perfil en la nieve

Usos del Keeshond

Los Keeshond son buenos perros de compañía y pueden adaptarse bien tanto a la vida urbana como a la vida campestre. Además, son aptos para distintos deportes caninos, como las pruebas de agilidad. Su función original fue la de acabar con alimañas y es considerado por el FCI como perro de jardín.

Curiosidades del Wolfspitz o Keeshond

Estos hermosos canes estuvieron por extinguirse y desaparecer para el XVX. Además en el Reino Unido se incluyeron por primera vez por la señora Wingfield-Digby. Sin embargo no volvieron a tener el éxito que tenian hasta que llegaron a los Estados Unidos aproximadamente para el 1920. Otro dato curioso, es que al poco tiempo, 1930, el Kesshond fue reconocido por el American Kennel Club. Es interesante destacar que si bien estos perros tienen un origen holandés, el FCI lo cataloga como dentro de la familia Spitz Alemán. Gracias a su doble pelaje, estos canes resisten a climas muy destemplados, como fríos intensos, con mucha lluvia o nieve. Son canes muy adaptables a las distintas circunstancias climáticas, sin embargo en los lugares muy calurosos podría llegar a tener problemas con la piel o su pelaje.

Deja un comentario

es_ESEspañol