Galgo Español

Origen del Galgo Español

El origen del Galgo, como ocurre con una gran cantidad de razas no se conoce con precisión. Algunos sugieren que su antecesor es el Podenco Ibicenco, otros afirman que proviene de el Saluki (o Galgo Persa como se le conoce) Pero sí sabemos que se trata de una raza muy antigua, cuyo origen como su nombre lo indica fue en la actual España.

Lucio Flavio Arriano, quien fue cónsul de Bética (en Hispania, como le conocían los romanos de la época), narró sus vivencias en esa bella zona de Europa. Fue en esos documentos donde se escribió por primera vez de esta raza, estamos hablando del siglo II a.C. Es cuando menos peculiar añadir que Lucio explica la caza de liebres con galgos de manera casi idéntica a como se realiza en la actualidad.

Más adelante en la historia, se pierde el rastro de que sucede con esta raza, pero lo importante es que sobrevivió. Fue con la llegada de la llamada “Reconquista” (siglo IX y X), que vuelve a retomar su popularidad el Galgo Español. De hecho, esta se eleva a tal punto de formar parte de toda la cultura española, siendo común su aparición en textos y pinturas de la época. Cabe destacar la cita que tiene a lugar en la famosa novela de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, donde textualiza así: “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor”.

Del siglo XVI al XVIII fue exportado a Inglaterra e Irlanda en grandes cantidades obteniendo una considerable popularidad en varios países del mundo. La llegada de las carreras de galgos (a principios del siglo XX) llevaron a que algunos criadores cruzen a esta raza con los Galgos Ingleses buscando obtener canes más rápidos. Esta mezcla produjo lo que se conoce como el Galgo Anglo-Español, raza que no está reconocida por el F.C.I.

Sin embargo, muchos expertos y criadores se esmeraron por mantener la pureza de la raza (esto quiere decir que no proviene de una cruza de razas, sino de la selección continua en el tiempo) y lo lograron. En la actualidad la popularidad del Galgo Español va en aumento, aunque ya no solo como un perro de caza sino también como un perro de compañía.

Carácter y personalidad

Esta raza se caracteriza por tener un carácter bueno, noble, dulce, afectuoso pero algo tímido. Es decir que se trata de un gran animal de compañía, un can especial para una familia dispuesta a darle mucho cariño y amor.

Son excelentes para familias con niños, les tienen mucha paciencia y les encanta jugar.

Además, a pesar de ser perros utilizados para la caza, tienen gran aceptación (en especial si se los educa desde cachorros) por otras mascotas en la casa, tales como gatos, pájaros y roedores.

A tener en cuenta, esta raza es tímida y reservada con los extraños, es importante educarlo desde pequeño pero con mucha tacto y paciencia. No les gusta (como a nadie) el maltrato, pero es que son especialmente sensibles a él, se estresan y se enferman fácilmente si no se sienten amados y cuidados.

Por último, es importante dedicarle su tiempo, tenemos que recordar que se trata de un galgo por lo que su energía es elevada y necesita gastarla para mantener en perfecta forma tanto física como mental.

Características físicas

Presentan el físico tan propio de los galgos, es decir que son más bien altos, de patas largas y delgados. Su cabeza es alargada, con un hocico fino, sus orejas son cortas, triangulares y de base ancha; y sus ojos son pequeños con forma de almendra. Su cuerpo, como dijimos, es delgado, con un pecho bastante profundo y musculoso. Las patas son largas y atléticas. La cola es larga, gruesa en la base y se afina hasta llegar a la punta.

La variedad más frecuente de Galgo Español presenta un manto tupido, corto y fino. Pero también hay otra variedad de pelo duro y semi-largo. No tienen un color característico, lo que significa que hay muchas variedades que van desde atigrados hasta blancos o negros.

Su altura a la cruz va desde los 60 a los 70 centímetros, por lo que podemos decir que es un perro considerablemente alto. Su peso en cambio varía entre 20 kg y 25 kg para las hembras y entre los 25 kg y los 30 kg para los machos.

Además presentan una esperanza de vida de 12 a 14 años, lo que quiere decir que es una raza bastante longeva.

Un dato interesante de esta raza es que logran alcanzar los 60 km/h en las carreras. Pero eso no es todo, estudios recientes han demostrado que esta raza tiene una cantidad enorme de glóbulos rojos en la sangre, lo que les permite enviar oxígeno más rápidamente a sus músculos durante una carrera. También es destacable su rango de visión de 270°, lo que les ayude enormemente en la caza.

Imágenes de Galgos Españoles

Salud y posibles enfermedades

Se trata de una raza considerablemente sana, que si bien sufre de algunos problemas que explicaremos a continuación, es mucho más longeva y saludable que otras razas de características similares.

Cáncer de huesos

Esta enfermedad tan complicada es una de las más frecuentes en esta raza. Lo más importante es identificarla a tiempo para poder tratarla. En el caso de los tumores malignos hay que lograr controlarlos (extirparlos de ser posible) para que no esparzan la enfermedad por todo el cuerpo. Los tumores benignos no son cancerosos pero puede ser necesario extirparlos si impiden la correcta funcionalidad del cuerpo.

Torsión Gástrica

Cuando se presentan problemas de tensión gástrica o torsión de estómago ocurre que el estómago del perro se dilata de forma excesiva y provoca que este órgano se tuerza sobre su eje. La consecuencia que trae esto es que las conexiones con el esófago y el intestino se obstruyen y la corriente sanguínea se ve afectada imposibilitando la correcta oxigenación de algunos órganos y causando daños, algunas veces irreversibles e incluso pudiendo causar la muerte del animal si no es tratada a tiempo.

Enfermedades dentales

Algunos ejemplares presentan problemas dentales como el sarro (que puede ser especialmente grave si deriva en una infección dental) o la enfermedad periodontal (se trata de la acumulación de sarro junto con la infección de las encías). Es muy importante mantener la buena salud dental de tu perro. Si detectas que se están formando placas o que ya presenta sarro es muy importante llevarlo al veterinario para que lo traten.

Infecciones del tracto urinario

Este término se utiliza para denominar a cualquiera de todas las infecciones que se pueden dar en cualquier parte del tracto urinario. La mayoría de estos inconvenientes se pueden revertir con un tratamiento y una dieta adecuada. En algunos casos más severos (como la insuficiencia renal crónica) son irreversibles pero aun así se los puede tratar para retardar el avance de la enfermedad.

Alimentación recomendada

El Galgo Español, a pesar de su figura delgada, puede consumir grandes cantidades de comida si así lo requiere. Es importante tener en cuenta que las necesidades energéticas de cada ejemplar van a variar en función de su actividad (no podemos comparar lo que debe comer un perro destinado a las carreras de galgos, que un ejemplar de compañía que solo se ejercita en los paseos).

Recomendamos servir el alimento en recipientes elevados, lo que ayudará a evitar la torsión gástrica que es bastante frecuente en esta raza. El pienso debe ser de excelente calidad, rico en proteínas y bajo en grasas.

Por último, no olvides brindarles siempre agua fresca, tienden a sufrir los golpes de calor y no deben deshidratarse.

Más fotografías de Galgos

Aseo y pelaje del Galgo Español

Bastará con un solo cepillado semanal para eliminar la suciedad y el pelo muerto. Se trata de una raza con un aseo bastante sencillo, teniendo que prestar especial atención a su cuidado bucal. Es necesario revisar semanalmente sus dientes y acostumbrar a tu can a lavarselos. Por último, bañarlo solo será necesario si se encuentra realmente sucio, de lo contrario no lo recomendamos aunque a la mayoría de los canes de esta raza les gusta el agua.

Ejercitación

Si tu quieres que tu Galgo Español esté en óptimas condiciones físicas y mentales, tienes que prestar especial atención a su ejercitación. Como todos los Galgos, el español necesita de mucho ejercicio para gastar sus enormes cantidades de energía. Recomendamos entre 2 y 3 paseos diarios de al menos 30-40 minutos cada uno, además sería óptimo poder dejarle correr libremente en algún parque o lugar similar al menos 2 veces por semana.

No olviden que es fundamental hidratar correctamente a estos perros por lo que es necesario llevar botellas de agua cuando realicen los paseos y/o actividades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Galgo Español”