Fila Brasilero

Historia del Fila Brasilero

No se sabe con exactitud el origen del Fila Brasilero, pero las primeras noticias de ellos se obtuvieron en el año 1.671. Surge de la necesidad que tenían los colonizadores brasileños de tener un perro de trabajo obediente, con mucha fuerza y energía. Las tareas que le asignaban eran: proteger las comitivas de los ataques de los nativos, ayudar en las cacerías e incluso participar en las batallas.

La teoría más aceptada sobre sus orígenes sugiere que el Fila Brasilero es el resultado del cruce de 3 razas antiguas y conocidas: El antiguo Bulldog, el Mastín Inglés y el Bloodhound. Existe otra teoría que afirma que la raza desciende de la cruza del Mastín Español con otras razas grandes de Portugal.

Su nombre proviene de la palabra portuguesa “filar” que significa agarrar o sostener. Perro de filar vendría a ser perro de agarre o presa, en función de que cuando el Fila muerde, no suelta.

En el año 1.968 se oficializó el primer estándar oficial de la raza, el reconocimiento se lo otorgó la F.C.I. (Federación Cinológica Internacional). Dicha distinción hizo que el Fila Brasilero sea el primer perro de Brasil que obtuvo el reconocimiento de todo el mundo.

Su popularidad aumentó de manera desmesurada y muchas personas lo empezaron a utilizar como mascotas o en los eventos de belleza. Ya en el año 1.982 obtuvo una nueva distinción, se convirtió en el perro más popular de Brasil.

Carácter y personalidad de la raza

Lo que más destaca en su comportamiento es la increíble fidelidad que tiene para con su familia. Es tanta su devoción que en Brasil existe un dicho muy popular que dice: “Fiel como un Fila”. Además de esta excelente característica, podemos decir que se trata de una raza amable, protectora, bondadosa, juguetona y paciente.

Pero todas estas virtudes las tiene para con su familia, con los extraños se muestra completamente desconfiado y arisco. Es necesario educarlo desde pequeño para tratar de corregir esa tendencia. No son recomendables para los dueños primerizos, ya que los Fila Brasileros son perros muy seguros de sí mismos y pueden llegar a desobedecer si su dueño titubea o no es firme.

Son excelentes perros guardianes, ya que no solo no toleran a los extraños sino que además no son de ladrar al menos que sea completamente necesario. Con los niños es un excelente compañero, los protegerá de cualquier peligro, jugará todo el tiempo con ellos y además será paciente con las brusquedades de ellos.

Características físicas

Su poderío físico salta a la vista inmediatamente, se trata de una raza grande y fuerte. Tiene una cabeza grande, con un hocico ancho en el que se adivina una mordida poderosa. Sus orejas son de tamaño grande, colgantes y gruesas. Además tiene un ojos de buen tamaño, con forma almendrada y buena separación entre sí.

Su cuerpo es más largo que alto, dándole una forma rectangular al perro. Su cola es gruesa en la base y se va afinando hasta llegar a la punta, y nunca debe estar enrollada. El lomo es de gran tamaño, tiene una masa corporal importante, pero no demuestra su verdadero potencial, debido a que su piel es gruesa y en casi todo el cuerpo le queda suelta. Debido a esto, cuando el Fila Brasilero corre, esta se mueve de manera evidente. Los colores de su manto son variados, pero este se destaca por ser denso y suave al tacto.

Su forma de caminar es muy peculiar, ya que el Fila Brasilero mueve ambas patas del mismo lado a la vez y luego las dos del otro lado. Esta manera de desplazarse es similar a la de los camellos. Aun así, no hay que subestimar los desplazamientos de esta raza, ya que lanzados en carrera alcanzan una velocidad considerable, mucho mayor a las que pueden obtener otras razas de este tamaño.

La altura a la cruz varía entre los 65 cm y los 70 cm para las hembras, y entre los 70 cm y los 80 cm para los machos. Además, su peso no debe ser nunca menor a los 50 kg, pero no hay un máximo establecido, algunos ejemplares son muy corpulentos y llegan a los 80 u 85 kg. Su esperanza de vida oscila entre los 10 y los 13 años, lo que demuestra que es una raza bastante longeva comparada con otras de su tamaño.

Imágenes de Filas Brasileros

Salud y posible enfermedades

Es una raza con una muy buena salud, lo que le hace estar exento de la mayoría de los problemas habituales. Aun así, presenta algunas enfermedades que resumimos a continuación .

Displasia de cadera

Es desarrollada en la mayoría de los casos por una malformación hereditaria. Cuando aparece este problema lo que ocurre es un desplazamiento de la cadera que tiende a provocar intensos dolores y cojera en el animal. Los perros que se ven afectados por esta enfermedad tienden a tener dificultades para desarrollar actividades comunes como caminar, correr, saltar, subir una escalera e incluso recostarse o sentarse. En los casos más avanzados o que no han sido tratados, la displasia puede llegar a incapacitar totalmente al animal.

Torsión gástrica

El estómago del perro se dilata de forma excesiva y provoca que este órgano se tuerza sobre su eje. La consecuencia que trae esto es que las conexiones con el esófago y el intestino se obstruyen y la corriente sanguínea se ve afectada imposibilitando la correcta oxigenación de algunos órganos y causando daños, algunas veces irreversibles e incluso pudiendo causar la muerte del animal si no es tratada a tiempo.

Alimentación o dieta recomendada

Debido a su problema de torsión de estómago, hay que controlar muy bien la alimentación de esta raza. Hay que tener en cuenta que se trata de perros que comen mucha cantidad de alimento, por lo que es muy importante racionar su comida en dosis más pequeñas para evitar esta enfermedad. Por lo tanto, recomendamos darle varias dosis diarias de poca cantidad de alimento, y también ofrecerle siempre un pienso de alta calidad para mantener su salud óptima.

Ejercitación necesaria

Debido a su gran tamaño y a su poca socialización con los extraños, es fundamental el lugar donde vive nuestro can para que se sienta cómodo y saludable. Lo más recomendable es que el Fila Brasilero viva en una casa con jardín donde pueda correr y ejercitarse.

Además es importante llevarlo al menos 2 veces al día a realizar paseos largos a un ritmo suave y algun ejercicio o juego mental que lo complemente.

Aseo

Se trata de una raza de muy pocos cuidados en cuanto a su aseo, un solo cepillado semanal bastará para eliminar el pelo muerto. Además, es recomendable bañarlo 1 vez al mes para eliminar la suciedad, siempre utilizando un shampoo especializado para perros, así evitamos las alergias en su piel.

Más imágenes de Filas Brasileros y cachorros de la raza

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Fila Brasilero”