Molosoides,  Razas gigantes

Dogo de Burdeos

Historia de la raza:

Si bien se desconoce la procedencia exacta de esta raza, algunos historiadores han creado la teoría de que tiene un origen Celta. Suponen también que su función era la de perro guardián y de caza, ambas tareas las ha realizado siempre con mucha efectividad el Dogo de Burdeos.

Otra teoría sobre la raza es que son descendientes de los Alanos, una raza molosoide que era utilizada por el pueblo iraní de mismo nombre, quienes al ser expulsados de sus tierras por los Hunos se mudaron a tierras europeas con sus perros. Recién en el siglo XIV encontramos las primeras noticias confirmadas sobre la raza, las mismas fueron documentadas en Francia. Cumplio diversas tareas a lo largo del tiempo, fue perro de caza mayor, perro de pelea, guardian e incluso ayudante de carnicero.

Sobre el siglo XVII se convirtió en el perro de moda de la burguesía francesa. Para ese entonces existian 3 tipos distintos de esta raza: El París, el Toulouse y el Bordeaux. Su temperamento ha ido variando con el aporte de diversas razas como el BullMastiff, El Bulldog Inglés o el Gran Danés; en la actualidad es un perro muy tranquilo.

A finales del siglo XIX se realizó la primer exposición canina de la raza, a partir de ese momento se los llamó Dogo de Burdeos, nombre que conserva hasta la actualidad. La raza fue perdiendo popularidad en el siglo XX, donde dejó de utilizarse como mascota, solamente se los conservaba como guardianes, este hecho los llevó al borde de la extinción. Por suerte en los últimos años su popularidad volvió a resurgir y hoy en día gozan de una gran aceptación, de hecho un ejemplar de esta raza llamado “Hulk” es la mascota del famoso futbolista Lionel Messi. Sin duda este suceso ha ayudado a que el Dogo de Burdeos seá reconocido en todo el mundo.

Carácter:

A pesar de que su tamaño pueda resultar intimidatorio, esta raza se caracteriza por su carácter tranquilo, afectuoso y equilibrado. Es sin duda una excelente mascota para la familia, ya que además es un perro que casi nunca ladra, solamente lo hará si nota la presencia de algún intruso en la casa. No hay que olvidar que sus antepasados fueron belicosos y guardianes, por lo que es un excelente protector del hogar. 

A su vez tiene muchísima paciencia y amor para con los más pequeños, por lo que si tienes niños es una gran opción como mascota. Y hay más, es también un animal muy inteligente, por lo que se los puede adiestrar cuando son cachorros. Hay que ponerle cierto empeño por que tambien son un poco cabezotas, pero una vez conseguido ésto, serán una mascota envidiable. 

Características físicas:

Su tamaño y su fuerza quedan en evidencia ante el primer vistazo a esta hermosa. Lo que más llama la atención es su cabeza, la cual no solo es de gran tamaño y está llena de pliegues de piel, sino que además deja en evidencia una mandíbula muy poderosa. Sus ojos tienen forma ovalada, están correctamente separados entre sí y su color suele ser de una marrón claro a oscuro. Por otro lado, sus orejas son pequeñas y caen a ambos lados del cráneo.

También debemos tener en cuenta que se trata de una raza que suele tener “prognatismo” (esto significa que la mandíbula inferior es las larga que la superior). Esta raza tiene forma rectangular, lo que significa que son más largos que altos. 

Su pecho es amplio y bien musculado, tiene una espalda recta y sus extremidades son fuertes. Por último, su cola es gruesa en la base y se afina levemente hasta alcanzar la punta, posee un tamaño regular.

Su pelaje, además de ser corto, es duro. Suele presentarse en los todos los tonos entre en rojo y el amarillo, siendo el caoba el más frecuente. El estándar de la raza admite manchas blancas en el pecho y los pies

El Dogo de Burdeos debe medir a la altura de la cruz, entre 60 cm y 68 cm en el caso de los machos, siendo las hembras levemente más pequeñas. A su vez, el peso mínimo para las hembras es de 45 kg, y para los machos de 50 kg. No tienen un límite marcado en cuanto a lo que pueden llegar a pesar. El promedio de vida para esta raza está en torno a los 10 años, pudiendo superar este número si tiene una vida saludable.

Fotos del Dogo de Burdeos:

Salud:

Uno de los puntos más débiles de la raza es su salud, ya que suele sufrir de varias enfermedades. La mayoría van asociadas con su tamaño, pero también encontramos algunas oculares y cardíacas. 

Displasia de cadera:

Es desarrollada en la mayoría de los casos por una malformación hereditaria. Cuando aparece este problema lo que ocurre es un desplazamiento de la cadera que tiende a provocar intensos dolores y cojera en el animal. Los perros que se ven afectados por esta enfermedad tienden a tener dificultades para desarrollar actividades comunes como caminar, correr, saltar, subir una escalera e incluso recostarse o sentarse. En los casos más avanzados o que no han sido tratados, la displasia puede llegar a incapacitar totalmente al animal.

Displasia de codo:

Es una enfermedad articular que se produce por el mal desarrollo del tejido óseo que al comienzo producirá una artritis o inflamación en sus articulaciones y con el tiempo esto se transformará en osteoartritis.

Torsión gástrica:

El estómago del perro se dilata de forma excesiva y provoca que este órgano se tuerza sobre su eje. La consecuencia que trae esto es que las conexiones con el esófago y el intestino se obstruyen y la corriente sanguínea se ve afectada imposibilitando la correcta oxigenación de algunos órganos y causando daños, algunas veces irreversibles e incluso pudiendo causar la muerte del animal si no es tratada a tiempo.

Cardiomiopatía dilatada:

La Cardiomiopatía dilatada (CMD) es una enfermedad muy frecuente en perros de gran tamaño. En dicha patología, la estructura muscular del corazón se debilita a causa de un estiramiento constante y esto deriva en la incapacidad de contraerse de forma adecuada. Como resultado final el corazón no puede bombear la cantidad de sangre requerida para oxigenar los tejidos del cuerpo de forma correspondiente. La oxigenación deficiente genera que muchos órganos no puedan funcionar de la forma correcta y en muchas ocasiones provoca lesiones que son irreversibles si no son tratadas rápidamente. Es común, como derivado de esta enfermedad observar que se producen acumulaciones de líquidos en el abdomen y alrededor de los pulmones. Cabe aclarar que se trata de una enfermedad silenciosa que avanza rápidamente en los perros de esta raza por lo que es muy importante conocer los síntomas para poder diagnosticarla a tiempo a pesar de su dificultad. Entre los principales síntomas que podemos encontrar tenemos: Dificultad para respirar, tos, pérdida de peso, debilidad, intolerancia al ejercicio, desmayos, hinchazón abdominal y episodios de síncope.

Ectropion:

Se produce cuando el borde de uno de los párpados (generalmente el inferior) se pliega en la dirección opuesta a la superficie del ojo. En este caso, no hay contacto con la superficie de la córnea.

Estenosis aórtica:

Esta enfermedad es producto de que la válvula aórtica del corazón se estreche. Debido a esto el flujo de sangre se reduce y el corazón debe trabajar más fuerte para bombear la sangre al cuerpo. Con el tiempo esta enfermedad puede ocasionar problemas de debilitamiento en el corazón. Depende la gravedad de cada caso, puede ser necesaria la cirugía para corregir el problema. 

Conjuntivitis:

Es muy frecuente en los canes, se trata de una infección ocular que inflama la conjuntiva (membrana mucosa, que cubre la cara posterior de los párpados) de los ojos. Hay varios tipos de conjuntivitis, es aconsejable llevarlo al veterinario para que te ayude a identificar cual es la que afecta a tu can y así solucionarlo.

Aseo:

No conlleva grandes necesidades de aseo, bastará con un cepillado semanal para retirar el pelo muerto. En cuanto al baño, la frecuencia deberá ser de entre 1 y 2 meses, utilizando un shampoo específico para canes, ya que de lo contrario podrías ocasionar alergias en la piel.

Ejercitación:

Sus requerimientos de ejercicio son los regulares, 2 paseos diarios de entre 30 y 45 minutos bastarán para mantenerlo en perfecta forma. Además, hay que tener en cuenta que le encanta jugar con sus dueños, por lo que puedes incluir juegos para variar la rutina. 

Alimentación:

Su apetito es casi igual que su tamaño, gigante. Pero no debemos excedernos en la cantidad de alimento que le ofrecemos porque puede llevarlo a la obesidad. En promedio suelen comer unos 900 gramos de pienso por día, el cual debemos dárselo en varias veces para que no le afecte (recordemos que la raza sufre de torsión gástrica). También es un buen consejo colocar el pienso en algún lugar elevado para ayudar en la digestión al perro. 

Mas imágenes del Dogo de Burdeos:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *