¿Cómo evitar que mi perro tironee de la correa?

¿Tienes un perro y te es muy difícil sacarlo a pasear? ¿Quieres enseñarle a tu perro a dar un paseo tranquilo y sin tirones? En este artículo te explicaremos cómo debes hacer para evitar que tu perro tironee de la correa. Debes tener en cuenta que cada caso debe ser analizado de forma individual ya que cuando un perro tira de la correa la mayoría de las veces se debe a un problema relacionado con su bienestar. Entonces debes identificar su causa y trabajar puntualmente sobre ello para obtener los resultados deseados.

En este artículo te vamos a contar como encontrar el equipo de paseo ideal para tu cachorro. Vamos a ayudarte a que encuentres el mejor arnés o la mejor correa para él. Te daremos explicaciones sobre el bienestar de tu perro y también te brindaremos consejos para que pongas en marcha cuando paseas a tu can. La solución a los tironeos de correa ha llegado.

El equipo ideal para pasear a tu perro

Para poder solucionar los problemas relacionados al tironeo de correa de un perro debemos contar con un buen equipo de paseo. Cuando hablamos de un buen equipo de paseo, hacemos referencia a un arnés o una correa que impida que no se lastime ni nuestro perro, ni nosotros cuando se producen tirones en el recorrido.

Cuando nuestro perro tironea de la correa produce una presión bastante intensa en el cuello del animal. Dependiendo de la insistencia y la fuerza con la que el perro tironee y la cantidad de meses o años que han pasado desde que comenzó a hacerlo, esto puede derivar en problemas oculares como el glaucoma. Principalmente cuando el perro es cachorro. Aquí viene la primera recomendación. Si nuestro perro es cachorro y tironea mucho y constantemente de la correa, lo más adecuado para él, mientras se mantenga este comportamiento, será conseguirle un arnés cómodo y a la medida adecuada.

Si tu perro tira demasiado de las correas, algo que consideras excesivo, tu solución va a ser adquirir un arnés anti-tiro. ¿Cuándo es excesivo el tironeo? Cuando sales a pasear a tu mascota y no puedes controlarla, es decir, te pasea el a ti. Los arneses anti-tiro son ideales para estos casos dado que puedes controlar el paseo. No sentirás prácticamente que el perro está haciendo fuerza para tironear. El único punto a tener en cuenta cuando se utiliza un arnés anti-tiro es como se coloca en el can. Con un arnés anti-tiro obtendrás inmediatamente el control sobre tu perro en los paseos y también tendrás resultados rapidísimos en cuanto a obediencia. Estos arnés son ideales incluso para enseñarle a tu perro a que camine junto a ti durante los paseos y te siga el ritmo.

Cuando compras la correa debes tener en cuenta como es la banda o manija de donde la agarrarás. Si tienes un perro que tira demasiado fuerte, las agarraderas simples pueden generarte lastimaduras en la mano. Hay diversas correas que vienen con una banda acolchonada en donde colocas la mano y disminuye notablemente los raspones en tus manos. Las correas muy finas, extensibles o que están hechas en materiales duros no son recomendables cuando se tienen perros que aún no hay sido adiestrados para no tironear de la correa.

Te ofrecemos el mejor arnés anti tirones que hay en el mercado, es ideal para todo tipo de perros ya que viene en 4 tamaños (S-M-L-XL) y también en varios colores. Es la más buscada por los usuarios, con excelente referencias y el aval de los expertos. Su material es resistente e incluye un acolchado interno para que sea cómoda para tu perro. Sinceramente, ¡una pasada! Además te ofrecemos dos tipos de correas, la primera es de tamaño mas bien corto (entre 1.2 y 1.5 mts), con un mango recubierto para que no te lastimen las manos al pasearlo. Practica y de buena calidad, es además muy económica, incluye un 10% de descuento si la llevas junto al arnés. La segunda correa es mas larga, de 2.24 mts, más recomendable para perros pequeños-medianos que necesitan más libertad al desplazarse. De excelente material, es super resistente y cuenta con muy buena calificación de los usuarios.

Motivos por los cuales un perro tira de la correa

A continuación revelaremos algunas causas o motivos por los cuales los perros suelen tironear de la correa. Es de suma importancia identificarlas para darle una solución absoluta al problema y evitar complicaciones futuras y poder disfrutar de paseos tranquilos.

Excitación por salir a la calle

Una de las causas más frecuentes por las cuales los perros tiran de su correa es la excitación por salir al exterior y ver cosas nuevas, descubrir olores y rastros que desconoce e incluso vincularse con otros perros. Este motivo es lo más normal que hay y podemos comprenderlo con facilidad. Cuando el causante del tironeo de la correa del perro es la excitación por salir a la calle podemos identificarlo fácilmente. Normalmente porque suelen tironear los primeros minutos del paseo, una vez que pasados esos 10 o 20 minutos iniciales el perro se tranquiliza.

Energía acumulada en el can

Otro causante por los cuales los perros tiran de su correa al sacarlos a pasear es la energía acumulada que estos pueden llegar a tener. Cuando los perros tienen una personalidad de características dinámicas y no se los suele ejercitar o no jugamos lo suficiente con ellos es muy común que cuando lo sacamos a la calle se exalte. La solución ante estas causas es muy sencilla, ya que implica jugar más con el, sacarlo a pasear con mayor frecuencia e incluso ejercitarlo más por día. Es de suma importancia mantener el nivel de ejercitación requerido para cada can para evitar problemas de ansiedad y estrés en los perros. Te ofrecemos más información sobre los mejores juguetes para perros en esta nota, con consejos y explicaciones de los distintos tipos de juegos que hay.

Estrés y ansiedad canina

Si nuestro cachorro sufre de estrés o ansiedad es importante que en su paseo la pase bien. Pasarla bien implica que el paseo sea sin tironeos y brindándole el tiempo correcto para que pueda olfatear y quemar sus energías. Cuando nuestro perro sufre de estrés o ansiedad es una muy buena opción el uso de juguetes anti-estrés. Una excelente recomendación de juguetes anti-estrés es el Kong. No es recomendable adiestrar a un perro si este sufre de estrés o ansiedad debido a que el problema podría complicarse aún más. Si queremos adiestrar a nuestro perro y sufre de alguna de estas complicaciones lo que se recomienda es primero solucionar estos problemas y luego comenzar de forma tranquila el proceso de adiestramiento.

Os dejamos el clásico y siempre útil Kong, viene en varios tamaños y colores para que encuentres el que más se adapte a tu mascota.

Otros problemas

En esta causa englobamos los problemas psicológicos o fisiológicos. No hay mucho para hacer en nuestro hogar para solucionar estos problemas. Lo ideal es acudir a un especialista lo antes posible, para que este identifique si hay verdaderamente una complicación y nos indique como llevar adelante el proceso para solucionarlas.

¿Cómo tiene que ser el paseo de nuestro perro?

No hay una receta ideal para pasear a nuestro perro pero la mayoría de los especialistas recomienda lo siguiente. Los primeros 10 minutos del paseo deben ser exclusivamente para que nuestro perro haga sus necesidades. Mientras transitamos estos primeros minutos no debemos interrumpir a nuestro can con órdenes que no sean de suma importancia ni debemos obligarlo a andar junto a nosotros. La correa puede estar un poco más suelta para darle ese espacio hasta que haga sus necesidades y lo dejemos miccionar tranquilo y sin presionarlo. Pasado los primeros minutos, lo más probable es que nuestro perro continúe orinando con menor frecuencia y cantidad durante al menos 10 o 15 minutos más.

Después de que nuestro perro ya haya orinado lo ideal es llevarlo a un sitio en donde nuestro can pueda correr sin la necesidad de utilizar correa. Ya sea un parque, una plaza o cualquier espacio abierto. Esto lo recomiendan todos los educadores caninos y etólogos. Es importante tener en cuenta que si nuestro perro no obedece órdenes y hay posibilidades de que salga corriendo el espacio abierto debe ser seguro y estar vallado. Si no cumple con estas características de protección no se puede implementar la quita de la correa. Cuando nuestro perro aún no cumple con las órdenes lo ideal es hacer que se mueva con la correa puesta. Se puede salir a correr con el o a andar en bicicleta llevándolo con la correa o si disponemos de un terreno bastante amplio y vallado ejercitarlo ahí y usar los paseos solo para que se vaya acostumbrando al mundo exterior.

Como siempre, les dejamos las opciones para poder disfrutar del mejor paseo junto a su mascota. La primer opción es una correa de manos libres, para poder caminar, trotar o correr con nuestro can. De excelente calidad, la mejor del mercado en su rubro. En segundo lugar, una correa para la bicicleta, idónea para perros de tamaño mediano, así podrán disfrutar de ese excelente deporte junto a su mejor amigo. Tener en cuenta siempre la superficie por la que se esta paseando, ya que las carreteras pueden ser demasiado calientes y ocasionar quemaduras en las patas de nuestra mascota. Además nunca hay que ir por lugares que puedan presentar obstáculos entre el perro y nuestra bicicleta. La tercer opción es otra correa para bicis, de excelente calidad, especializada para perros de gran tamaño.

¿Cómo fomentar la tranquilidad y el bienestar de mi perro en el paseo?

Hay muchas personas que aconsejan y opinan sobre como solucionar el problema de aquellos perros que tiran de la correa. Como primer consejo de nuestra parte les decimos que aquellos tips que sugieran que la persona que lleva la correa tire de ella no son correctos. Tirar fuerte de la correa para que el perro se calme o deje de tirar puede provocar problemas oculares o respiratorios en el can. Hay muchos otros tips que indican que hay que llevar la correa corta y cambiar de dirección cuando tironea. Este es otro consejo muy difundido que no tiene sentido alguno ni para el perro ni para el humano que lo está llevando.

Vamos a enumerarles algunos consejos que van a asegurarnos el bienestar de nuestro perro y fomentar que esté tranquilo durante el paseo. Estas acciones van a lograr que nuestro perro se relaje y es el primer paso que hay que dar para evitar los tironeos.

  • Aumentar la cantidad de paseos. No importa que sean más cortos, lo importante será aumentar la frecuencia de los mismos para que se acostumbre más fácilmente al hecho de salir a pasear.
  • Dejar que nuestro perro olfatee y orine donde quiere, sin límites. Esto hará que se relaje e incluso posibilitará que a la hora de salir reconozca mejor el entorno. El único requisito para que nuestro can pueda hacer esto libremente es que esté completamente vacunado.
  • Darle libertad, no tironear la correa a menos que haya algún peligro. Si la situación lo amerita, porque viene un automóvil o hay un perro, se justifica. En otro tipo de situaciones no.
  • Buscar zonas seguras para que nuestro perro pueda correr sin correa. Áreas al aire libre valladas es lo ideal cuando recién comenzamos a sacar a pasear a nuestro perro.
  • Practicar con frecuencia deportes, juegos y ejercicios que creen una afinidad perro-amo, aumenten el entendimiento y mejoren la comunicación perro-humano.
  • No aplicar castigos sobre el can. La mejor forma de educar y adiestrar a los perros, cualquiera sea la etapa de vida que transite es el refuerzo positivo. El sistema de premios ante una buena conducta es mucho más resultadista que un castigo o reto.
  • No levantarle la voz. Un perro que posee estrés empeorará su situación y su comportamiento ante los gritos.
  • Brindarle todo el cariño, apoyo y entendimiento posible para que si esta estresado pueda calmarse y solucionar el problema.
  • Elegir bien el momento del paseo. Vital para que el paseo sea tranquilo y no haya mucha gente o automóviles. Las primeras y las últimas horas del día son las mejores.
  • Que el paseo dure el tiempo que tiene que durar. Ofrecerle paseos muy cortos aveces frustra al perro. Más si no se llevan a cabo todos los días.

¿Cómo lograr que mi perro camine a mi lado?

Para enseñarle a nuestro perro a caminar a nuestro lado es necesario, situarnos en un lugar que sea tranquilo y despejado de distracciones. Comenzaremos por colocarle a nuestro cachorro la correa junto con el arnés o su collar e intentaremos trabajar con la correa lo más destensada posible.

Lo primero que tenemos que hacer es escoger una palabra o algún tipo de sonido que sirva para indicarle al perro que le estamos ordenando que camine junto a nosotros. La palabra más utilizada es «junto» pero se puede elegir alguna otra. Tengamos en cuenta que la palabra que elegimos no debe ser similar o tener una terminación similar a la de alguna otra orden que tenga aprendida. Elegir palabras similares hará que nuestro perro pueda confundir las ordenes posteriormente.

En segundo lugar vamos a situarnos de pie junto al animal. Este debe estar tranquilo y la correa destensada. Ahí daremos la orden o emitiremos el sonido y le daremos un pedazo de comida o un snack para perro. Algo que sepamos que nuestro cachorro disfruta y le gusta. Inmediatamente, sin dejar que nuestro cachorro se aleje, volveremos a repetir la palabra o el sonido escogido y le volveremos a dar un pedazo de comida o «premio». Esta secuencia deberíamos repetirla entre 5 y 10 veces y lograremos que el can comience a relacionar la palabra con el «premio».

El tercer paso es empezar a movernos. Dar pasos pequeños y suaves que nos alejen del perro pero a su vez seguir diciéndole la palabra o el sonido escogido. Por supuesto cada vez que se emite el sonido también acompañamos con el premio.

En cuarta instancia llega el momento de empezar a caminar. Agarramos el premio que le venimos dando en los pasos anteriores y dejamos que el can lo olfatee. Debemos tenerlas en la mano, con el puño cerrado, pero que no la coma. A medida que caminamos, el perro siente el olor de su premio y a su vez seguimos haciendo que escuche el sonido escogido para que esté junto a nosotros. Cuando notamos que nuestro can se está distrayendo o esta perdiendo el enfoque del proceso procedemos a darle la felicitación y el premio.

Este procedimiento debe ser llevado a cabo durante varias oportunidades. Cada vez el espacio recorrido debe ser mayor. La finalidad de este trabajo es que nuestro perro nos siga al lado nuestro y esté pendiente de nosotros porque sabe que le vamos a dar su premio.

Practicando esta secuencia entre 10 y 15 minutos por día, en menos de un mes no tendremos más problemas de tirones de correa. Es necesario que después del entrenamiento el perro tenga unos minutos para correr y jugar libremente. Esta acción ayudará aún más al aprendizaje. No utilizar la misma palabra o sonido para otra orden, ni siquiera una palabra que suene de forma similar. Esto evitará confusiones futuras. Recuerda, nunca recurrir al tironeo de la correa en este período de aprendizaje, con lo indicado debería ser suficiente para que aprenda.

Te ofrecemos unos snacks muy buenos y económicos para tu perro:

¿Se puede pasear a dos perros a la vez con buenos resultados?

La respuesta va a depender de varios factores, el más importante, es que ambos perros se lleven bien entre ellos. Si este primer paso esta dado, podemos proseguir al paseo individual de los canes, hasta que estos sepan reconocer las ordenes básicas y muestren un comportamiento adecuado. Uno vez logrado esto, podemos proseguir a pasearlos juntos, es importante tenerles mucha paciencia, darles su tiempo y espacio, y tener presente los «premios» para que ambos se acostumbren más rápido al paseo juntos.

Si estas buscando correas dobles para perro, aquí te dejamos la mejor opción del mercado. Con hasta 2 metros de longitud, excelentes materiales y una agarradera acolchada para no lastimar nuestras manos. Incluye un sistema anti enrriedos y costura reflectante para paseos nocturnos. Resiste incluso para perros de buen tamaño, es una joya oculta.

Complicaciones habituales al enseñar a mi perro a caminar junto a mi

Es importante tener en cuenta estas posibles complicaciones que pueden surgir en el momento que estamos adiestrando a nuestro cachorro. Conociéndolas de antemano podremos saber que hacer y solucionar el problema rápidamente.

Nuestro perro se distrae con facilidad

Si el perro es adulto hay más posibilidades que se distraiga y le cueste el aprendizaje de esta orden más que a un cachorro. Es importante seleccionar bien el lugar en donde vamos a practicar con nuestro perro. Debe ser un lugar tranquilo y alejado de distracciones externas. Tener en cuenta que las distracciones también se pueden dar porque el premio que hemos escogido no lo atrae lo suficiente.

El perro se altera cuando lo sacas a pasear

Muchos cachorros se alteran o emocionan en exceso cuando tomamos su correa. Esto es normal porque a los perros les suele encantar salir a pasear. Este comportamiento es fácil de solucionar. Tomaremos la correa varias veces al día, muchas de ellas no saldremos a dar el paseo. La tenemos un rato en nuestras manos e ignoramos la alteracion de nuestro can. Luego la dejamos en su lugar habitual y no salimos a dar ningún paseo. Con estas acciones, repetidas varias veces, nuestro perro eliminará la asociación y cambiará su conducta.

El perro tensa la correa aunque esté cerca de nosotros

Si tenemos una correa de 2 metros, la reglamentaria, es muy difícil que esto ocurra. Puede que estemos tomando mucha correa en nuestras manos o que el perro sea de raza pequeña o mini. Cuando tenemos un perro de tamaño muy pequeño podemos utilizar una correa un poco más larga. Lo importante es que el perro sienta que tiene espacio

Si tu perro tira mucho de la cuerda cuando sales a pasear junto a el puede que aún no esté completamente aprendido. No es nada grave. Simplemente hay que seguir aplicando las técnicas mencionadas para que nuestro can vaya asimilando las órdenes.

La importancia de tener un buen collar

Tener el collar adecuado para nuestro perro es algo sumamente importante y que muchas veces pasa desapercibido. El material del collar, el tamaño e incluso su funcionalidad, son los elementos a tener en cuenta cuando se elige uno. No es lo mismo un collar de entrenamiento que uno básico. Y también es importante el material, ya que muchas razas pueden presentar alergias o sentir molestias con determinados materiales.

Otro aspecto muy importante es el anillo de donde va a ir sujeta la correa. Tiene que ser fuerte y tener una buena costura, de lo contrario podría romperse en situaciones limite, lo cual obviamente seria peligroso. Y siempre que sea posible, se recomienda tener una chapa identificadora, con numero de teléfono en el collar, por si se nos extraviar el can.

Si estas buscando collares, te dejamos varias opciones para que elijas la mejor para tu perro, siempre teniendo en cuenta los puntos antes mencionados.

¿Cuándo acudir a un profesional?

Si tu perro no comprende tus órdenes, lo notas desenfocado, con ansiedad o con demasiado estrés, la mejor solución es acudir a un profesional. Los etólogos, adiestradores y educadores caninos van a aconsejarte sobre algunas técnicas que se adecuen perfectamente al caso puntual de cada relación perro/humano.

Deja un comentario

es_ESEspañol