Perros de compañía,  Razas pequeñas

Bulldog Francés

Origen del Bulldog Francés

Está raza tan bella surge en Francia como su nombre lo indica, a fines del siglo XIX. Pero para explicar el cómo y el porqué, hay que volver en el tiempo a Inglaterra, cuya revolución industrial hizo que muchísimos trabajadores se vieran en la necesidad de desplazarse a Francia. Muchos de estos inmigrantes viajaron con sus perros, los Bulldog Ingleses, para ayudarlos como guardianes y como ahuyentadores de plagas. Se cree que el Bulldog Francés surge de la cruza entre sus pares de Inglaterra y pequeños terriers.

Rápidamente se hicieron populares en el norte de Francia, sobre todo entre el pueblo, era habitual que todos los carniceros y cocheros tuvieran uno.  

Con el correr de los años, la raza consiguió llegar a la alta sociedad, donde obtuvo una gran aceptación. En 1.898 fue oficialmente incluida en el American Kennel Club y ese mismo año se realizó la primera exposición de la raza en Nueva York. A la misma, asistió la clase alta de la sociedad y fue muy publicada en todos los diarios.

Durante los próximos años, se exportaron buenas cantidades de Bulldog Franceses a Estados Unidos a un precio exorbitante.

Al día de hoy la raza goza de una muy buena popularidad en todo el mundo debido a su belleza y su peculiar carácter

Carácter y personalidad

A esta hermosa raza le han hecho fama de ser un perro agresivo, pero no hay nada más lejos de la realidad.

Su carácter es dócil, alegre, inteligente, sociable y muy juguetón. Son ideales para los niños a los que les tienen paciencia y los protegen. Además, como dijimos, son ideales para jugar. También son buenos para la vida con personas mayores.

Son buenos perros de compañía, siempre andan en busca de afecto y les encanta ser el centro de atención de la casa.

También son buenos guardianes,son una raza que a pesar de su pequeño tamaño poseen una gran valentía. Aun así, no son de ladrar mucho, solamente lo hará si se siente verdaderamente amenazado.

Son totalmente abiertos a compartir la casa con otra mascota, aunque siempre es necesario educarlos bien desde pequeños.

Como único “pero” a su carácter es su testarudez, la cual en algunos casos puede llegar a ser un verdadero problema.

Imágenes del Bulldogs Francés

Características físicas

Son una raza de talla pequeña, miden entre 25 cm y 35 cm de altura a la cruz. Se destacan por ser compactos, musculosos y fuertes.

En cuanto a su cuerpo, lo que más destaca son sus orejas de “murciélago” que son muy fáciles de reconocer. Esta raza es braquiocefálica, lo que quiere decir que su cara es corta y chata; con lo ollares (agujeros de la nariz) y la tráquea más estrechos de lo normal. Esto les provoca que tenga una respiración más ruidosa de lo normal y varias limitaciones a la hora de realizar ejercicio, en especial si la temperatura se elevada.

Su cabeza es cuadrada y grande en relación con su cuerpo. Su cola es pequeña, gruesa en la base y anudada al final. Su pelo es corto, suave, con pliegues y arrugas a lo largo de todo su cuerpo. Presenta múltiples variedad de colores como atigrado, crema, blanco, blanco con atigrado, leonado y dorado.

Para estar en un óptimo estado de salud el Bulldog Francés debe pesar entre 8 y 14 kilogramos, dependiendo de su tamaño. Y por último, podemos decir que es una raza bastante longeva, ya que su esperanza de vida es de unos 12 años aproximadamente.

Salud y posibles enfermedades

Esta raza es genéticamente la más saludable de todas las razas Bulldog. Sin embargo, presenta algunos problemas de salud que explicaremos a continuación:

Enfermedad de von Willebrand (EvW)

Esta enfermedad es producida por la falta de un factor de coagulación en la sangre del perro. Esto le produce unas hemorragias exageradas. No tiene cura, pero si se lo puede tratar para que las consecuencias sean más leves.

Megaesófago

Esta enfermedad es producida por la dilatación del esófago debido a una disfunción neuromuscular. Esto provoca que el perro tenga un regurgitación inmediatamente después de la ingesta del alimento (en algunos casos, puede producirse tras varias horas de la ingesta). Es probable que este problema lleve a otro, conocido como neumonía por aspiración, más frecuente en cachorros que en canes adultos. Su diagnóstico puede confirmarse por imagen con radiografía simple o de contraste.

En los casos que no han sido tratados, el megaesófago puede llevar a una malnutrición severa. Existen diversos tratamientos, incluso los quirúrgicos, lo más recomendable es tratar con un especialista.

Síndrome Braquicefálico

Como dijimos, esta raza es una de las consideradas como braquiocefálicas, es decir que la forma chata de su cara les provoca que tanto sus ollares como su tráquea sean más estrechas de lo normal. Es normal que estos canes hagan ruido al respirar, pero si este es demasiado molesto o notas que se agita muy fácilmente, deberás llevarlo a un veterinario.

Para disminuir este problema se puede intervenir quirúrgicamente al perro, eliminando el tejido nasal para que el aire tenga más espacio para pasar.

Enfermedades hereditarias

Son varios los ejemplares de Bulldog Francés que presentan enfermedades hereditarias, entre las que destacan las siguientes: paladar hendido, hemivertebras, alergias en la piel y cáncer. Todas estos problemas de salud varían según los ejemplares, pero no se tratan de problemas frecuentes en la raza.

Alergias

Los Bulldog Francés suelen tener alergias en la piel y alimentarias. Es recomendable realizarles las pruebas de alergias para saber a qué abstenerse. Muchos ejemplares de esta raza han presentado intolerancia a alimentos como la carne de ternera, el arroz o el pollo, que suelen ser las bases de los alimentos balanceados. Además muchos ejemplares presentan dermatitis lo que provoca enrojecimiento en la piel y picazón.

Leptospirosis

Se trata de una enfermedad zoonótica bacteriana, también conocida como enfermedad de Weil.. Afecta a los órganos internos del animal y es muy grave para la salud del can. También puede transmitirse a las personas, por lo que hay que tener mucho cuidado. Esta enfermedad es causada por una bacteria que entra por las membranas mucosas del perro, es transmitida por los roedores.

Alimentación y dietas recomendadas

Como todos los perros de razas pequeñas, el Bulldog Francés tiene un metabolismo rápido  y un estómago pequeño. Debido a esto, necesita comer varias veces al día pero poca cantidad. Además, debido al tamaño de su boca, los piensos para esta raza suelen ser de un tamaño más pequeño, lo que estimula la masticación y mejora la digestión.

Ejercitación aconsejada en la raza

Lo primero que debes tener en cuenta es que no debes exigir físicamente a tu Bulldog Francés, ya que esto puede provocarle muchos problemas respiratorios. Esto no significa que no debes sacarlo a pasear, siempre que sea a un paso tranquilo. Con dos paseos diarios de 30 minutos te aseguras tener a tu can en perfecto estado físico y mental. Es muy importante no realizar dichos paseos cuando hay temperaturas elevadas, ya que esta raza no las tolera.

Fotografías de cachorros Bulldogs Francés

Aseo en el Bulldog Francés

Es muy sencillo el aseo del Bulldog Francés, ya que bastará con un cepillado semanal. Hay que tener en cuenta que a la mayoría de los ejemplares de esta raza no les gusta el baño.

Es fundamental limpiarle las arrugas de la cara y las orejas a menudo, lo que evitará muchas complicaciones a futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *