Boxer

Origen del Boxer

La mayoría de expertos en el tema afirman que uno de los ancestros de los Bóxer son los Bullenbeisser. Estos últimos, eran perros utilizados para la caza, principalmente la de jabalí y ciervos. Cuando se realizaban estas incursiones en épocas medievales, muchos perros morían intentando cumplir con su objetivo. Muchas fuentes de la época narran el aspecto de los perros que eran utilizados para estas cacerías y los describen como animales con orejas erectas y grandes dientes.

El nombre “Bóxer” deriva de un perro que tenía mucha reputación y era llamado Boxl que era utilizado por un carnicero en Berlín para contener toros y conducirlos hacia su establo. Es irónico que posteriormente se haya utilizado este nombre para referirse a perros de raza pura ya que tanto “Boxl” como sus derivados “Boxel” y “Bóxer” significa “Mestizo”.

Durante la primera guerra mundial el Bóxer fue utilizado como perro militar en las tropas alemanas. Tenían funciones vinculadas con la mensajería y el rastreo de francotiradores.

Personalidad del Boxer:

El Bóxer es un perro que no madura nunca. En otras palabras, es un perro que se va a comportar toda su vida como si fuera un cachorro o un perro joven. Es un perro fiel, vigilante y activo que requiere constantemente de ejercicios para cansarlo y evitar problemas de comportamiento. La raza de los Bóxer tiende a ser leal a su familia y muy dócil pero hay casos en los cuales el perro se hace territorial, dominante y feroz. Por esas razones los expertos aconsejan socializarlos desde edades tempranas. Un ataque de un perro de estas características podría lastimar gravemente a otros perros e incluso a humanos.

Tienen un gran instinto de protección y se llevan muy bien con los niños. Eso sumado a que son inagotables hacen que sean la compañía perfecta para los chicos. Hay una salvedad que cabe mencionar y es que suelen ser un poco brutos jugando y en muchos casos rompen muchas cosas en el hogar. Más si se los deja solos por períodos prolongados.

Imagenes del Boxer:

Salud del Boxer:

Basándonos en encuestas que se han realizado en varios países el promedio de vida de los Bóxer es de aproximadamente entre 9 y 10 años.

Los principales problemas de salud que tiene esta raza son la propensión al cáncer, enfermedades del corazón entre las que se encuentran la estenosis aórtica que es cuando se produce un estrechamiento anormal de la válvula aórtica del corazón. Puede ser congénita o adquirida. Otro problema cardíaco al que es propenso el Bóxer es la miocardiopatía arritmogénica del ventrículo derecho.

Otras enfermedades a las que son propensos los perros de esta raza son el hipotiroidismo, la displasia de cadera, epilepsia, alergias (en muchos casos estas son causadas por la dieta que tienen), problemas intestinales, torsión gástrica y mielopatía degenerativa. En algunos casos puede padecer de entropión, esto es una malformación en el párpado que requiere una corrección quirúrgica.

Otra de las enfermedades que si bien son poco comunes aparecen con mayor frecuencia en la raza de los Bóxer es la colitis ulcerosa histiocítica que es una infección invasiva de Escherichia Coli.

Casi un 40% de las muertes de estos animales son causadas por tumores o cáncer. La siguiente causa de muerte de este animal es la vejez, por encima levemente del 20% de los casos y en tercer lugar problemas relacionados al corazón en un 10% de los casos aproximadamente.

Comprobar qué enfermedades han padecido los antecesores de estos animales ayudará a reducir la probabilidad de que sufran estos trastornos, prevenirlos o en el caso de que igual aparezcan poder tratarlos a tiempo.

Ejercicio:

La raza de los Bóxers tienen niveles altos de energía y por lo tanto requieren de muchísimo ejercicio. Se suelen recomendar sesiones pequeñas de ejercicio físico pero varias al día para que puedan desarrollar de una mejor forma su musculatura y canalizar el estrés. Es un perro que es muy juguetón por eso se lo puede hacer ejercitar con pelotas, frisbees y otros juguetes o accesorios que puedan agradarle.

Lo indicado como recomendables es dos horas de ejercicio diarias que además ayudarán al animal a mantener su peso que además debe vigilarse para evitar sobrepeso o anorexia.

Nutrición del Boxer:

Como todo perro de razas grandes requieren un equilibrio de nutrientes diferente al de los perros pequeños. Hay que incluir minerales y vitaminas en proporciones diferentes ya que los perros de mayor tamaño tienden a ser propensos a contraer problemas en sus articulaciones y cartílagos si no tienen una correcta alimentación.

El Bóxer también es propenso a sufrir la distensión del estómago y otros problemas estomacales; unas comidas menos voluminosas y con mayor frecuencia ayudarán a minimizar el riesgo de que ocurran estos problemas.

Aseo:

Si bien este perro no tiene pelo largo y no requiere de muchos cuidados en cuanto a nudos que se le puedan hacer o pelo muerto que se le deba quitar, es necesario que se le preste suma atención a su aseo y limpiarle de forma diaria restos de babas y legañas o lagañas. Es recomendable que se le realice un baño cada dos meses aproximadamente y hay que tener mucho cuidado con el baño que se le da al cachorro bóxer. Este debe ser positivo y delicado para evitar complicaciones y dolores de cabeza en su adultez.

El pelaje del Bóxer se mantiene limpio con facilidad y es muy corto. Utilizar una manopla para peinarlo es una opción muy recomendada.

Características:

Peso: 22 kg – 36 kg

Altura: 55 cm – 60 cm

Nivel de energía: Muy alta.

Esperanza de vida: De 8 a 10 años

Tendencia a babear: Muy alta.

Tendencia a roncar: Media

Tendencia a ladrar: Baja

Tendencia a excavar: Moderada

Necesidad de atención/Socialización: Alta

Criado para: Peleas con toros y guardia

Longitud del pelo: Corto

Características del pelo: Liso

Colores del pelaje: Leonado, atigrado, con o sin destellos blancos y máscara negra

Necesidad de aseo general: Alta

Reconocimiento de clubes:

Real Sociedad Canina de España (RSCE)

United Kennel Club (UKC)

Mas fotos de Boxer:


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *